Estimados Villanos:

 

La Comisión Organizadora del 50º aniversario de la Villa Macul, desea darles a conocer que ya está en construcción nuestra página web: http://www.villamacul.cl

Esta Comisión ha seguido trabajando, desde Octubre de 2007, reuniéndose periódicamente, para darle continuidad a todo lo que se vivió en los días de celebración.

Una motivación importante, surgida luego de las celebraciones, es revivir el espíritu de ‘barrio’, que caracterizó a esta Villa durante sus primeros años. Así, todas las familias se conocían, se visitaban y se entablaban amistades que perduraron a través del tiempo.

Queremos que éste sea el lugar oficial de comunicación entre la Comisión y quienes vivieron y viven en la Villa Macul. Por tanto, desde ya, les pedimos que la den a conocer a sus amigos y conocidos.

La Comisión, además, les pedirá sus aportes para ir construyendo esta página, con comentarios, cartas, reflexiones, fotografías, anécdotas, etc.

Quedamos desde ya a su disposición y a la espera de que tomen contacto con nosotros, atentamente:

COMISIÓN DANTE BOSSI PROVIDEL.

  • Rita Bustamante F.
  • Arturo Conejeros
  • Ximena Eulogio V.
  • Rosa García C.
  • Raúl Gutiérrez C.
  • Humberto Meza M.
  • Mario Molina E.
  • Fernando Muñoz C.
  • Marta Parraguez F.
  • Ricardo Reyes R.
  • Claudio Rojas B.
  • Yuri Urbina R.
  • Raúl Urrutia U.
  • Juan E. Valdivia S

Anuncios

Camino Recorrido

Era un día muy frío aquel Agosto hace ya 50 años y desde mi visión de un niño de 10 años quizás no podía dimensionar la emoción que experimentaban mis padres y mi abuela materna, era el resultado de muchos años de esfuerzo para lograr el sueño que seguro tenían muchos de los niños que iba a tener la oportunidad de conocer los días siguientes, el sueño de la casa propia un sueño muy difícil era llegar a un pequeño lugar de sueños y ensueños, un lugar que tenía hasta una denominación especial VILLA ya no era la población como se llamaba a los grupos habitacionales de la época, era una VILLA la que iba a ser nuestra VILLA por muchos años con casas hermosas todas de diferentes colores y formas, con una característica que llamaba la atención, sus muros pequeños y sus puertitas de maderas que parecían invitar a compartir con los nuevos vecinos los cuales en sus rostros mostraban la misma alegría que este niño experimentaba eran casas vivibles de tamaños amplios y comodidades que al menos yo hasta ese día no conocía, no pareadas con amplios ante jardín y fondo y a la distancia debida de los vecinos para obtener una privacidad que en mis pequeñas casas anteriores no disfrutaba creo que ese día fue todo un día de exploración ya que en el interior y exterior era un ensueño para un niño, como tener un dormitorio propio dos baños más living y comedor amplios era una nueva vida para mi y familia y nos repetíamos una nueva casa nuestra casa y nuestra VILLA, recuerdo que fue difícil conciliar el sueño la primera noche al encontrar con todo nuevo para compartir en familia la casa y el barrio que me iba a cobijar los próximos años en una edad muy importante la etapa de mi formación, fue muy lindo un día volver del colegio y salir a mirar mi VILLA y poder compartir con otros niños tan impactados como yo en los sitios eriazos que eran nuestros refugios de hermosos juegos infantiles, aún hoy conservo a pesar de la distancia amigos de aquellos lejanos primeros días en VILLA MACUL. Era lindo que para llegar a casa teníamos que entrar por un portón que dividía los sectores en que habían entregado las casas, como no recordar que las primeras casas se entregaron en 1957 bajo la presidencia de Carlos Ibáñez del Campo y los demás sectores bajo la presidencia de Jorge Alessandri Rodríguez época de grandes cambios en la sociedad que lógicamente como niños no percibíamos y solo lo aprendimos muchos años después a través de nuestros mayores, solo disfrutábamos al ver frente a nuestras casas las canaletas que llevaban el agua para el riego de los árboles que recién estaban naciendo como nosotros en nuestra VILLA, para salir de nuestro barrio como olvidar los buses 25, 43 y uno que no recuerdo el número pero venía desde el matadero y llegaba a la Higuera, ya en los primeros días era lindo ir tejiendo la madeja de la amistad con niños y algunas vecinas que aparecían en nuestros mas lindos sueños de niños al verlas tan lindas con sus uniformes escolares, gran recurso para hacer nuevas amistades era la pelota juguete muy popular en esos años que nos deleitaba en los sitios frente o cerca de nuestras casas que en un futuro serían nuestra plazas de la infancia donde dejaríamos hacer volar nuestros sueños muchas veces detrás de una pelota que era signo de unión y amistad con todos los chicos de la VILLA, no quisiera olvidar en aquel invierno la primera vez que íbamos a prender nuestra chimenea todo un acontecimiento familiar ya que no era común que todas las casas gozaran un elemento tan integrador de la familia la verdad eran momentos que jamás han pasado al olvido, luego empezaron aparecer lugares para compartir en comunidad como la iglesia en el sitio donde se encontraban las bodegas de la empresa constructora y donde también se formaron lazos que se han mantenido con el tiempo, los primeros clubes deportivos que aun permanecen impregnado en nuestra piel sintiendo el valor de la pertenencia como si participáramos de ellos en estos los primeros años de un nuevo milenio, la reciente celebración de los primeros 50 años de VILLA MACUL fue un volver a la infancia y luego a la adolescencia atesorando valores que recibimos y que nos han acompañado toda la vida ya que fueron dulcemente entregados por nuestros padres, abuelos y familia en general, no quisiera dejar de señalar el inmenso valor de la comunidad que a través de innumerables tíos y tías fueron moldeando a tanto niño que debe recordar esos años en lugares remotos de la tierra y dándole el valor profundo del compartir, la solidaridad y el amor por el prójimo ,gracias a este encuentro tuve la dicha de volver a los 17 como lo menciona la gran VIOLETA y poder dar las gracias a tantos adultos y tantos niños que soñamos muy unidos los logros del futuro que en esos años era amplio y profundo algunos se cumplieron otros no tanto, pero debemos perseverar ya que los sueños no deben abandonarnos jamás

Raúl Urrutia Urbina